Dunga acompaña a Brasil a la calle

Era de esperar. Pese a que todo el mundo diese como favorita a la selección brasileña, el juego desplegado no era el de otras ocasiones. Dunga ha estado produciendo un estilo de juego más típico de la selección italiana que de la canarinha. Fuertes en defensa, rápidos en ataque. Eso jamás ha sido Brasil. Brasil siempre ha sido, mágia, samba, olfato de gol, bicicletas, alegría… Y nada de eso estaba presente mientras Dunga se sentó en el banco.

De todas formas el partido ante Holanda comenzó raro. Muy raro porque Brasil dejaba a un lado el estilo Dunga y volvía a ser la de siempre. Atacando, controlando el juego, llevando la iniciativa y adelantándose rápida en el marcador. Holanda estuvo toda la primera mitad a merced de los brasileños. El centro del campo orange no existía y Brasil se frotaba las manos. Pero amigos míos, una vez más se ha demostrado que los partidos duran algo más de noventa minutos. Los holandeses parece que se lo han aprendido y lucharon hasta el final.

Kaká y Dunga, dos decepciones mundiales

Ya en la segunda parte un error tremendo del que dicen es el mejor guardameta del mundo, Julio César, terminó dibujando el empate en el marcador. Ahí se perdieron los brasileños. Dunga, con su estilo de juego arcaico y fuera de lugar para llevarlo a cabo Brasil no supo mover ficha. No supo hacer nada para que los suyos volvieran a tener el control del juego. Mientras, los tulipanes se crecían. Llegaron sus mejores minutos y Robben volvió loco a Brasil. En una jugada de estrategia llegó el segundo de Holanda, anotado por Sneijder.

Robben siguió desquiciando a los futbolistas que vestían de amarillo y Felipe Melo terminó pisoteándolo, lo que fue interpretado por el árbitro como expulsión directa. Brasil lo intentó hasta el final, pero el paupérrimo entrenador brasileño no movía el banquillo, y cuando lo hizo, sólo cambio delantero, por delantero, L.Fabiano, por Nilmar. ¿Eso es todo, Dunga? Pues lo dicho, Brasil a la calle y Dunga a buscar trabajo. No se puede entrenar a Brasil y tener el rabo entre las piernas. No se puede.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s