Con olor a amigos

Hace poco fui a Triana. Sitio en el que he vivido todos los años que he estado estudiando. Pero para ir a Triana, pasé por La Cartuja. Yo iba escuchando radio, en el autobús, sin atender a penas por el lugar que transitaba, pero de pronto… comenzó a oler diferente. Olía a buenos recuerdos, a amistades, a ilusión, a nervios, a alegrías… Miré por la ventana del maltrecho bus de Tussam y… estaba frente a CEADE. No podría describir lo que sentí. Desde que terminé los últimos exámenes de la carrera no he vuelto a pasar por ese lugar. De repente me vino a la cabeza mucha gente, muy buenos recuerdos, y mucha nostalgia. Aún sigo viendo a la gente que me importa, a mis amigos de la facultad, pero pasar por allí… fue diferente. Me vino a la mente desde el primer día, en el que yo preguntaba a cualquiera porque no tenía ni idea de dónde estaba, me acordé de los años con los cafres de Chaparro, Campos, Doctor, Abaurre, Josema, Luiso… Y también me vino a la mente tantas cosas de éste último año en CEADE… Todos ustedes. Sabéis quienes soys. Es increíble pero os puedo asegurar que, cuando paso por ese lugar, el olor es diferente.

Amigos periodistas, ahora comenzamos a darnos cuenta de que lo somos. Que ya no tenemos que volver a CEADE y que nuestra amistad, tres meses después del final de un ciclo, sigue estando viva. Solo me toca daros las gracias, y, aunque todo esto  suena muy ‘kuki’, espero seguir peregrinando al centro cada jueves para tomar algo con ustedes. Muchas gracias, de verdad.

Eloy Díaz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s