¿Que le ocurre al Betis?

¿Qué le ocurre al Real Betis? La pregunta del millón de dólares. Ni los futbolistas, ni el entrenador, ni los aficionados consiguen dar una

Mel ha pasado de ser idolatrado a estar en el centro de las críticas

explicación lógica a lo que le está pasando al conjunto heliopolitano. Después de hacer una primera vuelta brillante, en la que ha estado instalado en lo más alto casi todo el tiempo, el Betis se topa con cuatro partidos perdidos de manera consecutiva, dos de ellos en el Benito Villamarín, feudo en el que hasta entonces nadie había conseguido sacar los tres puntos. Todo esto lo sabe el mundo entero, ahora vamos a intentar responder la pregunta del millón.

Explicación 1: El equipo no tiene suerte. Es la explicación de los más optimistas. Dicen que el Betis sigue desplegando el mismo juego, con la salvedad de que la pelotita no entra. Error. El último partido que el Betis jugó como de costumbre en esta temporada fue el partido ante el Barcelona en Sevilla.

Explicación 2: El cansancio físico de los futbolistas está haciendo que el bache sea más pronunciado. Es posible, sin embargo, el Betis, que jugó Copa del Rey hasta octavos, no tiene porqué acusar eso. Puede que el partido de Alcorcón se perdiera, no obstante se ganó, puede que el partido del Villarreal también, pero excusarse con eso cuando ya ha pasado un mes… no creo que sea lo correcto.

Explicación 3: Pepe Mel no es un entrenador completo. Dicen los entendidos en la cuestión futbolística que al señor Mel se le caen los equipos en la segunda mitad del campeonato. Que ya le pasó con el Rayo y le está pasando también con el Betis. Yo quiero pensar que no es así pero los resultados me dicen lo contrario. Hay que seguir esperando si existe alguna reacción.

Explicación 4: Todos, absolutamente todos los rivales, se crecen ante el Betis. Creo que esto es totalmente cierto. Todos los equipos que juegan ante el Betis dan un plus enorme. Cualquier futbolista quiere lucirse cuando juega ante el Betis por una razón muy sencilla: El partido lo verán más personas de lo habitual en Segunda División y, por tanto, es un escaparate para cualquier pelotero. Sin embargo, esto ocurria también en la primera vuelta y los partidos se ganaban.

Los incondicionales seguirán en la pelea, aunque queden pocas fuerzas

Hemos dado cuatro explicaciones del porqué del bache bético y, evidentemente, no hemos terminado de dar con la solución (si la tuviera llamaba ahora mismo a Mel para comentarselo). Sea como fuere, el bético ha de saber que sólo con el apoyo incondicional al equipo se podrá conseguir el objetivo. Creo que Rayo y Celta no serán capaces de soportar el nivel que hasta ahora están dando. Seguirán arriba, pero se dejarán más puntos que en la primera vuelta, estoy convencido. Ahora sólo queda esperar a que Pepe Mel consiga tocar las fibras de los jugadores para que remonten la situación, porque desde la grada, seguro, tendrán ese apoyo tan necesario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s