Mangazo absoluto en Ponferrada

Si Pepe Mel despotrica contra los árbitros en rueda de prensa después del partido de ayer no es para llevarse las manos a la cabeza. El árbitro de la contienda, Hernández Hernández, tuvo una actuación un tanto desacertada. El Betis terminó empatando un partido que debería de haber ganado a tenor de lo que hizo en el terreno de juego, o sea, marcó dos goles y la Ponferradina uno. Eso debía ser suficiente. Pero el trencillas tuvo los errores propios de un árbitro malo. Primero expulsó a un futbolista local por doble amarilla. La primera amarilla fue en una acción tonta en un corner, cuando el futbolista coge el balón con las manos para señalar una jugada de estrategia. Y la segunda se la saca por una mano. Hasta ahí bien, aunque si fuera un buen árbitro quizás no hubiese sacado la primera amarilla. Después, a los pocos minutos, el Toralin comenzó a increpar al colegiado, que al parecer se sintió incómodo y no tardó ni 10 minutos en dejar al Betis en igualdad de condiciones. A Iriney le cogieron del cuello en una acción mientras el balón estaba parado y el árbitro saca amarilla al futbolista del Betis. La segunda cartulina llegó al minuto, cuando Iriney forcejea con un delantero de la Ponferradina y éste ‘desfallece’, como si el cuerpo del brasileño tuviese electricidad, y el árbitro, pardillo, saca la segunda amarilla al centrocampista heliopolitano dejando la contienda en 10 para 10.

Luego le anula al Betis una jugada clara de gol, cuando después de un saque de banda Ezequiel encaraba solo al portero local. Pita fuera de juego, un fuera de juego incomprensible porque éstos señores deberían saber que nunca se pita fuera de juego cuando se saca de banda. La siguiente jugada es un tiro a puerta de Emaná que debía un defensor de la Ponferradina con el brazo (estaba dentro del área). El señor Hernández pasa del tema y no señala penalti. Y por si no se había quedado contento, acto seguido le quita al Betis un gol legal que

Se busca por MANGAZO

consigue Jorge Molina por presunto ‘noseke’ porque la verdad no se explica que anule la jugada cuando en la repetición se aprecia claramente que ni hay fuera de juego ni el delantero bético toca al defensa de la Ponferradina, por lo tanto habrá que avisar el señor Iker Jimenez para ver si nos da una explicación del fenómeno.

Y es que tampoco fue un árbitro con criterio a la hora de añadir minutos al tiempo reglamentario. Añadió 3. Como es la media…

En fin, mangazo total y absoluto en Ponferrada. Las semanas van pasando y los puestos de acceso directo a la Liga BBVA siguen a tiro de piedra, aunque con partidos como el de ayer esto se va a hacer… ‘molto longo’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s