Lo raro de contar El Rocío

Comienza una de las semanas más raras de mi vida. Desde que tengo uso de razón, incluso desde antes, voy cada año a la romería de El Rocío. Pero este año será diferente. He tenido la suerte de poder compaginar estudios y Rocío durante los años que he tenido que cursar la carrera de periodismo. He podido ‘escaparme’, más mucho que poco, cada año a la aldea para ser partícipe de la romería de mi pueblo. Pero este año será diferente. No podré preparar para el camino, no podré estar en una casa de la aldea compartiendo con mis amigos y familia estos momentos tan especiales para todos. No estaré como siempre, pero estaré, que al fin y al cabo, también es importante.

En Condavisión hay preparada una programación especial para El Rocío. Tendré que cubrir actos, presentaciones, misas y hermandades, pero claro, mi Rocío, el Rocío al que estoy acostumbrado, pasará en esta ocasión a un segundo plano. Estarán casi todas las personas importantes para mi, y yo también estaré, aunque no vaya a estar el Eloy rociero, sino el Eloy periodista.

La única cosa que me consuela en estos momentos previos a comenzar una semana muy rara para mi es el saber que con mi trabajo puedo llevar a las casas de las personas, que por cualquier razón no pueden estar en la aldea, un trocito de Rocío.

Así que de esta manera me lo tomaré. Veré mi trabajo como una especie de ‘labor social’, como un trabajo para los que no pueden estar, porque pese a que yo no vaya a estar viviendo El Rocío sí que voy a estar contando El Rocío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s