¿Dónde está el problema del Betis?

Doy y doy vueltas en torno a encontrar la solución a los problemas del Betis… y por más que busco no encuentro ‘ná’. Y no encuentro nada porque en el equipo que vive al final de La Palmera todo es complicado de entender. 

No entiendo cómo se le puede plantar cara a todo un Madrid. No entiendo cómo el Barcelona encaja gol por primera vez en la temporada en el Camp Nou ante un gran Betis y no entiendo cómo después de estas demostraciones de exquisito fútbol el conjunto verdiblanco se debilita, se encoje y se enrolla cual animal amedrentado ante el inminente final.

Nada de eso entiendo, aunque hay cosas que, a base de ‘ensayo-error’, a base de ver mucho fútbol, sí que llego a comprender. Y cargar las tintas contra una sola persona puede parecer fácil, de hecho lo es, pero no por ello voy a dejar de escribir aquí lo que pienso.

El señor José Mel ha protagonizado muy buenas cosas en este Betis. Me duelen los dedos de escribirlo, pero tiene errores… que claman al cielo. Pero en parte entiendo que el Betis deje de ser lo que es porque no se puede pasar de ser el defenestrado del grupo a ocupar el lateral derecho todos los fines de semana. No se puede obligar a un mediapunta excelente a ocupar una banda donde a Salvador, literalmente, se le hace ‘de noche’. No se puede necesitar imperiosamente un gol y mandar al futbolista que mas goles hace de tu equipo a un costado del campo. Y tampoco se puede, y en muchas ocasiones Mel lo intentó, poner en el terreno de juego a dos hombres de 1,90 en la delantera y quitar al único extremo que puede colgarle balones.

Y si todo esto parece poca razón hay más cosas que ‘tampoco se pueden’. No es posible que el Betis se empeñe en sacar todos, absolutamente todos los córners al primer palo, más aún cuando tienes a hombres que van bien por alto.

En definitiva, muchos saldrán al paso diciendo que me quiero ‘cargar’ a Mel. Nada de eso. Simplemente creo que tiene errores, errores de bulto y la única intención por mi parte es que subsane esas deficiencias. Me gusta el juego que hace Mel. Cuando el Betis juega al fútbol da gusto ver su partido, pero desgraciadamente para Mel y sobre todo para el mundo bético, el Betis juega más veces mal que bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s