La posibilidad de crecer pasa por creer

Creer y crecer son dos vocablos que se parecen demasiado. La posibilidad de crecer en el Real Betis Balompié pasa por creer en sus propias posibilidades. El Campeonato Nacional de Liga presenta sus últimas cinco jornadas con un escenario soñado para el beticismo. Con 42 unidades sumadas, a tres puntos del eterno rival, con un derbi de por medio y con la posibilidad de entrar en competición europea.

Lo sé, se que el objetivo del Betis es sumar un punto más que el antepenúltimo de la clasificación. Se que con eso el objetivo está resuelto y la valoración general de la campaña será positiva pero también se que apretando un poco más los dientes y dejando las ‘chanclas’ para dentro de un mes, el Betis puede dar la campanada.

Creer es la clave. Veamos la situación: El Betis se enfrenta este fin de semana a un Valencia que, aunque complicada, tiene abierta la eliminatoria para entrar en una final europea. Ésto hará, sin duda de ningún tipo, que los chés dejen algunos efectivos de los llamados titularísimos fuera de la convocatoria.

El siguiente duelo será ante el Atlético de Madrid en el Benito Villamarín. Éstos llegarán extasiados por el desgaste físico al que van a tener que someterse en esta eliminatoria europea, por lo que puede que no lleguen al 100% Más allá de esto, y si el Betis consigue sumar al menos 4 puntos de los seis en juego ante estos dos ‘cocos’ de la Liga, el enfrentamiento ante el Sevilla tomará otro cariz. Un cariz muy distinto porque el Sevilla se enfrenta este domingo al Levante y el siguiente lo hará ante el todopoderoso Real Madrid.

Será entonces cuando sevillistas y béticos se vean las caras y si el Betis no le pierde la cara a la clasificación el duelo en Nervión será de infarto. Una vez concluya el derbi aún quedarán dos jornadas. El partido ante el Sporting de Gijón, que bien podría estar ya descendido para entonces, y el duelo en casa ante el Barcelona para cerrar la Liga, en el cual, pensando en positivo verdiblanco, el Barcelona no tendrá opciones matemáticas para alzarse con el campeonato nacional.

Es una visión idealista de la realidad, pero también es una visión ambiciosa y para crecer. Es el momento de dar un espaldarazo en la ciudad. De poner las bases de una campaña venidera más halagüeña. Quedar por encima del Sevilla despertaría la rivalidad dormida en los últimos años y devolvería más picante (siempre sano) a los duelos no solo directos sino generales entre verdolagas y palanganas.

Crecer es creer. No lo olviden porque igual estas estadísticas a vuelapluma caen en saco roto, pero crean, que eso no nos lo arrebate nadie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s