El agradecimiento público a los hombres de la Virgen

Una vez más me dispongo a trazar unas letras para dar un más que merecido agradecimiento. En esta ocasión he podido vivir un Traslado de la Virgen del Rocío muy distinto al que viví hace 7 años. Hoy con un micrófono en la mano, o simplemente aguantando el gentío para que a mi compañero, siempre detrás de la cámara, pudiera sacar las mejores imágenes de un sentimiento que en esta ocasión, más que nunca, se ha visto desbordado.

En el Santuario de El Rocío instantes antes del Salto de la Reja

Ahí estábamos, de nuevo. En la misma reja de La Señora junto a nuestro pueblo. Amigos, vecinos, familiares… Todos juntos. Ellos haciendo de almonteños y nosotros haciendo de tripas corazón para no soltar los bártulos y engancharnos a un banco.

Ha sido, como digo, diferente este Traslado. No he podido ‘saborear’ la fatiga del camino, pero he estado con Ella durante todo su recorrido en la Aldea y Su Pueblo. No se cuantos años llevan retransmitiendo las cámaras de televisión la salida de la Virgen, ya sea en Traslado o Romería, pero si ya en el último Rocío recibimos muchos mensajes de agradecimiento por el trabajo realizado, creo que en esta ocasión nos hemos superado.

Procesión por Almonte con nuestra cámara presente

En la Romería fuimos los que estuvimos a pie de Santuario, cámara en mano para grabar los instantes antes, durante y después de la salida. Ahora, además de tener esas imágenes, también tenemos el Salto de la Reja desde una posición privilegiada. Ustedes podrán ver por primera vez en televisión el Salto de la Reja desde dentro, desde el mismo altar.

Quizás seamos unos privilegiados por haber podido hacer este trabajo. Quizás ‘mañana’ vengan otros queriendo hacer lo que ya hemos hecho. Pero más allá de ser los primeros, más allá de poder ‘presumir’ de eso, está toda la audiencia que fielmente admira el trabajo que realizamos. Aquellos ancianos, impedidos, emigrantes… Todos ellos podrán sentir desde lo más hondo y pese a la distancia el ‘olor’ del Rocío.

Nuestro trabajo está ahí, pero no habría sido posible sin la colaboración de todos los almonteños y almonteñas que, a sabiendas de lo importante de nuestro trabajo para hacer llegar a todos los que no pueden estar dichas imágenes, nos ceden el sitio y nos tratan con respeto y cariño pese a estar casi debajo de La Señora. Por todo ello no cabe más que quitarse el sombrero.

Gracias Almonte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s