¿Y si permitimos el dopaje?

Ha saltado la noticia como un resorte en la prensa deportiva de todo el mundo. El New York Times (NYT) lanzaba la noticia que dejaba al ‘gran’ Lance Armstrong como el ‘mandamás’ de una enorme red de dopaje.

Al parecer, haciendo acopio de toda la información que aportan, el siete veces campeón del Tour de Francia se dopaba, como se suele decir, ‘hasta las pestañas’.

Dejar claro desde un inicio que este post no quiere fomentar ni dar por bueno una práctica que, a día de hoy, se considera trampa, pero… ¿Y si el dopping estuviera permitido?

Lance Arrmstrong brinda con… ¿Champán?

Esta cuestión va a estar muy en boga esta semana, a tenor de las informaciones del NYT. Dicen los grandes entendidos del baloncesto que en la NBA el dopaje está a la orden del día. Para ello os extraigo parte de un artículo del periodista Alejandro Delmás en ‘Basketconfidencial’: “De acuerdo a su convenio colectivo, ningún jugador de la NBA está obligado a pasar control antidopaje fuera de la normativa de ese mismo convenio, que fija un máximo de controles anuales para veteranos y ‘rookies’ (2-3), siempre en presencia de médicos con los que esté de acuerdo el mismo Sindicato de Jugadores de la NBA (NBAP). Ese convenio fija una lista de sustancias estimulantes (“performance enhancing drugs”)…”

Ahora bien, pongámonos en que todos los deportistas, ciclistas en este caso, toman alguna sustancia que les ayude a mejorar su rendimiento físico siempre bajo la supervisión de un médico especialista. ¿Cuál es el problema?

Cierto es que el deporte se debe hacer sin ese tipo de productos, que desde este blog no se le recomienda a nadie (ya sea profesional o aficionado), pero si en las grandes competiciones hay muchos que lo hacen… Si el mayor espectáculo del globo se llama NBA y se permite ¿Por qué no se le permite hacerlo a todo el mundo? Con estas sustancias lo que se consigue es aumentar tu propio rendimiento físico, o lo que es lo mismo, añadir un rendimiento al que puedes conseguir por ti mismo. De esa manera todos estarían en igualdad de condiciones y los aficionados, en este caso al ciclismo, no tendrían que tener un ídolo durante mucho tiempo para ahora tener que tirar sus fotos y autógrafos al tarro de la basura.

¿Dopaje si, o dopaje no? A algunos les parecerá una aberración, otros pensarán en dicho asunto. De cualquier manera este debate va a ocupar muchos minutos y páginas en las próximas tertulias deportivas. Eso sí, a no ser que Cristiano Ronaldo se resfríe  en estos días…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s