El Betis anda buscándose mientras Vlada no se haya

El Betis aún no ha encontrado la identidad que le hizo reconocible el pasado año. Las ocho jornadas de campeonato no han dado para que el conjunto de las trece barras intente encontrar su sello característico, aunque con una salvedad, si se suma, las urgencias son menores.

Hemos visto al Betis jugar mal y sacar los partidos adelante, aunque en los dos últimos choques, el conjunto de Pepe Mel parece estar encontrando su fútbol por momentos.

Ante la Real se hizo un partido meritorio y frente a Osasuna también. Pepe ha buscado diferentes alternativas para que el Betis gane jugando bien al fútbol y parece que el camino a seguir ya ha quedado marcado.

Ahora bien, si algo hay que destacar de este inicio liguero, eso es la solidez defensiva. Dejando atrás los dos desastrosos encuentros en los que, árbitros a un lado, el Betis recibió 8 tantos (At. Madrid y Málaga) al equipo andaluz sólo le han hecho 5 goles en 6 partidos. Un buen bagaje para estar tranquilos en la clasificación.

Atrás Paulao se ha erigido como el auténtico baluarte defensivo de los heliopolitanos, convirtiéndose además en toda una amenaza en las jugadas ofensivas a balón parado. Perquis ha cumplido con creces y Mario, mientras está en el terreno de juego, demuestra que es el mejor defensa del cuadro bético.

¿Dónde está el problema? En la dirección deportiva. A sabiendas que el Betis carece de laterales (diestros y siniestros), el señor Vlada no contrató a ninguno (aunque para traer a gente como Tosic, bien está que no venga nadie). Otro de los errores garrafales es la posición de Iriney. Ni Cañas ni Rubén Pérez son capaces de desempeñar el papel que ha jugado en los últimos años el brasileño y eso hace que Beñat tenga que estar pendiente de más labores que antes y le falte frescura para desempeñar su juego.

Por último, lo de arriba es de traca. Rubén Castro, Jorge Molina y Jonathan Pereira son los tres estiletes del Betis. La misma delantera que consiguió el ascenso a Primera, pero sin Emaná y con dos años más cada uno.

Dicho lo cual, el Betis tendrá que continuar buscándose a lo largo de la temporada. Los ‘inventos’ de Mel tendrán que llegar si Rubén se resfría o Paulao se lesiona. Es fruto de una planificación deportiva de ‘trompeta y peluca’ que obligará al Betis a ir más poco a poco de lo que en Heliópolis habría gustado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s